Ante tal situación se constituye el proyecto Biogás y Energía, cuyo objetivo es minimizar las emisiones de gases de efecto invernadero mediante la generación de energía eléctrica limpia que es exportada a la red nacional de energía eléctrica.

Sin embargo, este biogás es utilizado para la generación de energía eléctrica limpia.

Hasta ahora, la planta extractora produce su propia energía eléctrica y vapor a través de una unidad de cogeneración sobre la base de residuos de biomasa.

Esta unidad se compone de dos calderas una 30 toneladas de vapor por hora a 31 bares y 380 °C de vapor sobrecalentado y otra de 45 toneladas de vapor a 31 bares y 380 °C, dos turbo-generadores de 2,45 MW y 1.9 MW. Bajo esta situación no hay necesidad de importar electricidad de la red nacional y todas las necesidades de energía están cubiertas.